Home Barca Iroegbu impulsa al Bàsquet Girona a la victoria en la prórroga

Iroegbu impulsa al Bàsquet Girona a la victoria en la prórroga

by Camila

El Bàsquet Girona conquistó este sábado una trabajada victoria en la prórroga contra el MoraBanc Andorra (107-104), para dejar atrás el golpe que supuso la derrota contra el Barça (115-78), la más dura de su historia ACB, y seguir soñando con jugar la Copa del Rey. Iroegbu, con 30 puntos, fue el jugador clave en los últimos instantes con los tiros libres, para acabar con 30 puntos.

107

104

Alineaciones

(26+30+20+17+14) Brown (9), Iroegbu (30), Martínez (10), Goloman (0), Pons (14)- cinco inicial-, Davis (10), Fjellerup (15), Vila (8), Colom (0), Susinskas (4), Sorolla (0), Djordjetic (7).
(38+22+11+22+11): Montero (26), Borg (10), Llovet (2), Maric (12), Luz (8)-cinco inicial-, Andric (18),Starks (5), Rubio (3), Harding (16), Dos Anjos (4), Somogyi (0).

El Girona recuperó su cara competitiva e Iroegbu llevó al equipo hacia su séptimo triunfo en 12 jornadas, en el primer partido entre ambos clubes en la máxima categoría. El Andorra lamentó la cuarta derrota consecutiva y la octava del curso, con Montero de MVP (26).

El Girona logró la primera ventaja (2-0), pero en el primer cuarto no supo frenar los ataques rivales: encajó 19 puntos en los primeros cinco minutos (12-19, 4-12 en la pintura) y Salva Camps tuvo que pedir un tiempo muerto.

Un MoraBanc imparable

Pero la renta del Andorra siguió aumentando, nutriéndose de las pérdidas y el desacierto local: llegó a los 25 puntos antes de que se cumpliera el minuto 7 con un triple de Borg (17-25) y llegó a tener 15 puntos de margen (21-35) tras un triple de Andric, el tercero en seis intentos para su equipo. El Girona también había anotado tres, de diez (30%). El cuarto, de Pons, cerró el primer período (26-38, con 47% y 75% en tiros de campo respectivamente).

El equipo gerundense dio un paso adelante al comenzar el segundo cuarto con triples de Iroegbu, Fjellerup y Brown y se situó a seis puntos (39-45, 16-7), pero la iniciativa pronto volvió a manos del Andorra. Llegó a los 50 puntos con un triple de Rubio antes del minuto 14 (41-50), el 5 de 9 (55%). El equipo había anotado, además, 14 de sus 16 primeros intentos de dos puntos (87%). La octava pérdida del Girona propició el 41-54.

Camps volvió a pedir tiempo muerto y su equipo recobró el pulso con una serie de triples de Vila, Martínez, Davis (2) e Iroegbu para colocarse a un punto (55-56, 8/11 en tiros de tres puntos para el Girona en el segundo cuarto). Montero envió el encuentro al descanso con un 56-60 con una canasta desde más allá de la línea: fue el cuarto jugador de la noche en llegar a los 10 puntos después de los también visitantes Borg y Harding y del local Iroegbu.

El Girona se crece tras el descanso

El Girona creció tras el entreacto y volvió a ponerse por delante en el marcador 20 minutos después con un triple de Pons (61-60), el tercero de cuatro intentos en su cuenta. El duelo se igualó a la vez que descendía el acierto, extraordinario en la primera mitad: a los seis minutos ambos equipos tan solo sumaban dos tiros de campo, de nueve (22%) y de siete (29%).

El Andorra llegó antes a las 20 canastas de dos puntos que el Girona a las 10, pero los locales sumaban siete triples más, 13 por 6, y rompieron el choque en el tramo final del tercer período. Vila puso al equipo de Fontajau ocho puntos por delante con un triple (76-68) antes de que Montero diera esperanzas al Andorra con una canasta desde el centro del parqué bajo la bocina (76-71). Fue el primer triple visitante del cuarto en diez intentos, por el 2/10 local.

La ventaja catalana creció hasta los dos dígitos con un nuevo mate de Djordjevic y con un nuevo triple de Pons (81-71), el cuarto de seis para él y el 15º de 33 para el Girona: Natxo Leznako pidió un tiempo muerto cuando solo se había jugado un minuto y su equipo respondió con un 0-6 (81-77).

Andorra reacciona

Dos triples seguidos de Andric empataron el partido a falta de cinco minutos y Luz aprovechó una pérdida para volver a poner al Andorra por delante (83-85, 2-14), ante un Girona desubicado: solo logró dos puntos en cinco minutos, del 31 al 36 (83-87).

Recuperó el mando con un 2+1 de Fjellerup (88-87) y tres tiros libres de Iroegbu (91-88) e Iroegbu forzó la prórroga desde la línea de tiros libres a falta de 20 segundos tras una canasta de Luz (93-93), mientras Fontajau se indignaba con los colegiados.

En la prórroga golpeó primero Montero (93-95), pero Fjellerup volteó el electrónico, Iroegbu rompió el techo de los 100 puntos con un triple (101-98) y desde la línea de tiros libres selló el triunfo local. Montero tuvo un triple para empatar en la última posesión, pero falló solo y Fontajau respiró.

Related Posts